Aceites pensados para la salud

Empresa familiar, con olivos en Gandesa y Trasmoz de las variedades Arbequina, Farga, Empeltre y Manzanilla. Cultiva  los campos con esmero y da a los frutos una trazabilidad adecuada para obtener un aceite de alta calidad. Recoge las aceitunas en su punto óptimo antes de que estén negras y logra un producto con aromas y sabores que merecen distinción en los laboratorios químicos como en el tema organoléptico, consiguiendo los certificados de calidad que los avalan.

El aceite se traslada a la bodega de Trasmoz, donde se decanta, deja reposar y embotella, todo ello a una temperatura inferior a los 15ºC. Comercializa dos variedades. La estrella es la denominada Templarius, de la variedad Farga producida por olivos milenarios. La segunda, y no menos importe que la anterior, es la  variedad monovarietal Arbequina. Ambos aceites tienen acidez de 0,1º y peróxidos de 5 y 3 respectivamente. Estos aceites se presentan en botellas pintadas y con serigrafía, que dan una presencia adecuada al producto. La empresa cuenta con otros aceites macerados con guindillas, romero pimienta y laurel. Otro, con romero y pìmientas, así como otro con orégano.

Además de la elaboración de nuevos aceites, pensados para la gastronomía y la salud. Se trata de aceite de la variedad Farga que se marida con aceites esenciales, cada uno de ellos con unas propiedades especificas para la salud. Hinojo dulce, Bergamota, Corteza de Lima, Jengibre, Mandarina y Flor de lavanda. Y otro macerado con Alcachofa.Todo ellos se pueden degustar y recabar más información en la Bodega y sala de envasado de Trasmoz, donde también se ofrecen Cata ciega de Aceites.

Empresa que intenta dar valor a la cosecha, calidad a los clientes y trasladar el gran potencial que tiene el aceite para la gastronomía y la salud.

Rafa Roldán {La Magia de Viajar}

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son requeridos

*